Persianas Tosa, especialistas en instalación de persianas en Barcelona

En el artículo de hoy vamos a hablar de cómo limpiar el acero inoxidable de las persianas y mantenerlo siempre en buen estado. Una gran ventaja de este material es que conlleva un mantenimiento de lo más sencillo.

Se trata de un material estrella para la fabricación de multitud de elementos en el mundo de la construcción.  El acero inoxidable es resistente, duradero y muy práctico, ya que puede soportar como ningún otro material las inclemencias del tiempo y el propio desgaste.

Como hemos dicho antes, limpiar el acero inoxidable es una tarea sencilla, aunque cabe tener en cuenta que, en algunos acabados mate, la marca de los dedos puede marcarse fácilmente. Si lo limpiáis de la manera adecuada podréis lucir un mejor brillo y más duradero.

En el mercado hay productos específicos para esta tarea, pero hoy vamos a ver algunos remedios caseros.

El primero de ellos, el agua con jabón, el remedio más convencional. Este ofrece grandes resultados para mantener el acero inoxidable siempre limpio y con una limpieza rutinaria. Aplica la mezcla con una bayeta de algodón húmeda, que esté bien escurrida. Frota sobre la carpintería de acero inoxidable para eliminar las manchas más permanentes.

El vinagre blanco es el segundo remedio, se trata de un producto muy eficaz en la limpieza del hogar. Deberéis mojar el trapo y pasarlo por la superficie, como veis, fácil, rápido y eficaz. Si no te gusta su aroma puedes añadir al producto algo de agua junto a tu fragancia favorita.

En tercer y último lugar tenemos el limón, para usarlo en limpieza puedes aplicarlo sobre el acero y pasar luego un paño húmedo. Es una buena opción ya que es un desinfectante natural y deja un aroma fresco.

Como os habíamos dicho, no tiene ninguna complicación y es algo que se puede hacer rápido y con cosas que tengas por casa. Esperamos que os haya servido este artículo, nos vemos en el siguiente.

Abrir chat
Hola
¿En que podemos ayudarte?